miércoles, 14 de abril de 2010

John Lennon, héroe de la clase soñadora...



Tal vez tenga que ver con su niñez, o con el abandono y el sufrimiento.

O tal vez por haber nacido en medio de un bombardeo. O simplemente porque así tenía que ser.

¿Por qué John Lennon se convirtió en lo que se convirtió?




Eso ocurre con pocas personas, y aquí vemos el caso de un hombre que creció con inocencia entre dolor, pobreza, música, amistad y sueños. Claro, por eso se lo suele llamar “el Beatle rebelde”, “el Beatle soñador”, “el Beatle creativo”…

John Winston Lennon nació el 9 de Octubre de 1940 en Liverpool, donde no tuvo lo que se podría denominar una infancia feliz, pero en los 40 años que duró su vida tal vez pudo comprender muchas más cosas que otros que nunca abrieron realmente los ojos. “Living is easy with eyes closed” (vivir es fácil con los ojos cerrados), nos revela en la canción Strawberry Fields Forever.

Se crió con sus tíos, su padre lo abandonó, su madre murió atropellada por un policía ebrio. Tal vez todo eso no determinó su forma de ser y de pensar, pero no se puede negar que sobre todo, se trata de alguien que vino al mundo con algo especial y que sus errores y aciertos nunca iban a ser iguales a los de los demás.

Hoy decimos su nombre y ¿qué pasa? Aparece ese cosquilleo en nuestros oídos, que llevan grabados los más hermosos acordes combinados por él; o ese vuelco del corazón que nos pide escuchar esas simples palabras capaces de responder tantas preguntas.

¿En qué pudo convertirse un chico común que amaba la música como a nada en el mundo? En un mito, un ícono, un ídolo inigualable, tal vez. Alguien con certezas irrefutables para acompañar a todos aquellos que en algún momento abrieron sus almas al simple disfrute de su música.

Y un día llegaron los Beatles, después de un proceso que incluyó a The Quarry Men, Johnny & The Moondogs y John & The Silver Beetles. Entonces ¿qué puede ser mejor que cuatro chicos unidos por la música y sin noción de las dimensiones que podían alcanzar sus creaciones? Cuando sólo vale el placer por algo, los resultados pueden ser inimaginables. Y así fue. Paul McCartney, George Harrison y tiempo después Richard Starkey (Ringo Starr), junto a John Lennon, formaron el grupo musical que cambió la historia de la música, logrando muchas cosas casi sin querer y que, como todo, también tuvo un final por diversas razones sembradas durante aquéllos locos años ‘60.

El amor también encontró lugar en la vida de John Lennon. Tuvo hijos, cambió de ideas, eligió no creer en nada (como lo dice en la canción God), se aisló, se unió… Siempre se halló creando, siempre vivió en movimiento y nunca tuvo miedo de decir las cosas, total ¿qué podía perder? Cuando ya se tiene todo, es como si no se tuviera nada y así es cómo la búsqueda interna y espiritual lo acercó más a su ser y a deshacerse de todo lo ajeno a su existencia.

En 1980 Mark Chapman lo asesinó en New York. Asesinó su cuerpo, pero no su mente ni su alma. Sabemos que el arte nos permite trascender, no limitarnos a ser simples mortales. Y eso es lo que ocurrió: John Lennon fue construyéndose eterno en cada una de sus obras y acciones. Y no hay dudas de que vivió. Porque tal como él mismo le dice a su hijo Sean en Beautiful Boy, “la vida es aquello que te sucede, mientras estás ocupado haciendo otros planes…”



1 comentario:

Lady Agos Beatle dijo...

john lennon es...


john lennon.

¿Cómo no adorarlo?



saludos!

EFEMÉRIDES

El tiempo de arena

El tiempo de arena
~Alejandro Costas~

árboles que hacen el amor

árboles que hacen el amor
~Alejandro Costas~